la familia abracadabra

El motor fundamental de la Fundación Abracadabra lo componen los magos solidarios que dedican su tiempo y su talento a llevar magia a los más desfavorecidos. Entre todos forman la familia Abracadabra de magos solidarios empeñada en regalar tanta magia como sea posible, a tantos colectivos como sea posible.

default image

Para ser Mago Solidario, lo “único” que hace falta es vocación. Una vocación con una fuerza ilimitada, que surge de la pasión que sienten por su arte y de la simbiosis de energía, no hay duda, que se produce cuando visitan a los niños. Esa fuerza les lleva a no dejar de trabajar e idear proyectos cada vez más ambiciosos, con el término ambición en el mejor de los sentidos, para hacer que el  motor de la ONG redoble sus esfuerzos y conseguir llegar a todos los lugares donde se les necesita tanto.

La Fundación Abracadabra cuenta en toda España con más de 100 magos que prestan su colaboración para la consecución de unos fines sociales con los que están firmemente comprometidos. La mayoría de ellos son reconocidos artistas que combinan sus actuaciones profesionales con las actuaciones solidarias en los hospitales y los centros. Otros, son magos que viven la magia como algo más que una afición y que nos ayudan a acercar el ilusionismo a todos aquellos que lo están pasando mal. Unos y otros son parte esencial de la Fundación Abracadabra y a todos ellos les agradecemos su compromiso y su arte. Sin ellos nada de lo que hacemos sería posible.